¿Es pecado celebrar Halloween?

Brevísima Historia de Halloween

En inglés, la palabra “Halloween” significa “Hallowed Evening” (en español: “Noche Santa”), que vino de la frase “All Hallows Eve” (también conocido como “All Saints’ Day Eve”), que significa “Víspera de Noche Santa”.

Desde alrededor del S.III, era tradición de la iglesia llevar a cabo grandes banquetes/fiestas en días importantes del Cristianismo (como Pascuas, Pentecostés, etc)1. En la noche antes de las diferentes fiestas, se sostenían vigilias en las cuales se rezaban a los santos y se rezaba por las almas de seres queridos que habían fallecido2.

La fecha actual de Halloween puede ser trazada al Papa Gregorio III (año 731-741), quien fundó una oratoria en la Basílica San Pedro para las reliquias de “todos los santos apóstoles, y todos los santos, mártires y confesores3.” En otras palabras, este se convirtió en un día importantísimo para la iglesia Católica en el cual se celebraban todos los santos, mártires y confesores. En el año 835, el día de “All Hallows Day” fue cambiado oficialmente al 1 de Noviembre. Resulta que este era el mismo día que el festival pagano de los Celtas llamado “Samhain4.” Este hecho es importante, porque a través de los años (a medida que el Catolicismo llega a Escocia), esta celebración Cristiana se mezcló con tradiciones paganas Celtas (como el Samhain), e intentaron reconciliar las religiones escoceses pre-Cristianas con el Cristianismo católico que estaba surgiendo en el momento. Es aquí que surgen diversas prácticas con las cuales la iglesia actual no está necesariamente de acuerdo.

_______

La Reforma Protestante

Muchos Cristianos prefieren celebrar otro evento sucedido cientos de años después – en el 31 de octubre de 1517: la Reforma Protestante. ¿Por qué Martín Lutero escogió este día específico? Porque al día siguiente se celebraría uno de los días más importantes del Catolicismo, en el cual se recordaban a los santos de la Iglesia y se exponían reliquias de ellos: “All Saints’ Day” (o “All Hollows Day”).

Aquí Martín Lutero envió sus famosas 95 Tesis, junto con una carta, al Arzobispo de Mainz, y es posible (según la tradición) que las haya clavado a la puerta de la iglesia de “All Saints” y en otras de Wittenberg. Esto sucedió el día antes de la celebración de “todos los santos, mártires y confesores” – es decir, en “All Hollow’s Eve”.

Publicidad

Entre las cosas que mencionan los 95 puntos, Lutero criticó la venta de indultos (cosa importante en el Día de los Santos), insistió que el Papa no tenía autoridad sobre purgatorio ni el perdón de pecados (actividad común en el Día de los Santos) y que la doctrina católica que exalta méritos de los santos no tenía ningún fundamento bíblico (la propia razón de ser del Días de los Santos). Esto logró que excomunicasen a Lutero de la Iglesia en el año 1521 y efectivamente logró el surgimiento del Protestantismo, del cual se derivan todas las denominaciones protestantes de hoy día.

Interesantemente, no fue hasta después (mediados del S.XVI) que surgieron las costumbres de disfrazarse y pedir limosna y comida por las casas.

_______

Entonces, ¿es pecado celebrar Halloween?

Depende.

Hay quienes piensan que, aunque ellos no participan en nada pecaminoso, salir disfrazado a pedir dulces es una forma de apoyo a quienes sí hacen cosas indebidas. Hay otros que utilizan la oportunidad para evangelizar y llevar a Cristo a las casas.

La realidad es que vestirte de tu personaje favorito y pedir golosinas no es inherentemente pecado. Si haces eso mismo en el día de tu cumpleaños, ¿sigue siendo pecado? Hacerlo no necesariamente significa que estás patrocinando el pecado: la diferencia está en la intención del corazón.

Por lo tanto, las preguntas que debes contestar son sencillas: ¿Cuál es la intención de tu corazón? ¿Te condena tu corazón al hacerlo? Si tú piensas que es pecado (porque tu corazón así lo cree), entonces es pecado para ti y deberías abstenerte – pero sin juzgar a quién piensa que no (Romanos 14:13a). Pablo lo dice de una forma muy sencilla:

Si haces algo que crees que está mal, pecas. (Romanos 14:23b)

Ahora, si no piensas que es pecado, recuerda tener cuidado de quiénes sí lo consideran como pecado. Como dice en Romanos 14:22:

Tal vez crees que no hay nada malo en lo que haces, pero mantenlo entre tú y Dios. Benditos son los que no se sienten culpables por hacer algo que han decidido que es correcto.

Así que, no te alardes de que celebras Halloween ante quienes se abstienen de hacerlo. ¿Por qué? Porque debemos proponernos “vivir de tal manera que no causen tropiezo ni caída a otro creyente.” (Romanos 14:13b) Por esta razón, si piensas que no es pecado, no instigues contiendas contra tus hermanos más débiles en la fe, ¡o también estarás pecando contra tu prójimo! [Más información sobre esta temática del pecado “relativo” aquí.]

_______

Como en algunos asuntos relacionados a la fe y al evangelio que, en lugar de ser blancos y negros tienen grices, ten cuidado del corazón que tengas al hacerlo. Si entiendes que es pecado, ¡no lo hagas, ni juzgues al que sí! (Romanos 14:10) Si entiendes que no es pecado, ¡cuida de tus hermanos y hermanas de la fe, y no provoques contienda! (Romanos 14:1; 13)

Se sabio siempre.

Fuente

Comentarios de Facebook

Comentarios

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*